Sunday, July 24, 2011

El divo y su sesión fotografica

Hace un par de semanas hemos tenido la "aventura" de hacer parte de una sesión fotografica con fotografo, Kim, asistente de fotografía, Claudia, modelo, Tati, y maquilladora, Noelia.

Hacía mucha calor y las moscas no perdonaban, pero las fotos han salido muy chulas...


Ella es guapa, pero el sigue a su Valeria...


Gracias Tati y Kim por la experiencia!

Tuesday, April 26, 2011

Saturday, April 9, 2011

Estoy leyendo...

Estoy leyendo un libro, una novela muy interesante que me ha regalado una amiga. Se llama El Sanador de Caballos y va de las aventuras de un veterinario de caballos en la Edad Media. El veterinario posee una yegua arabe, llamada Sabba, con la que tiene una relación muy especial, que solo quien tiene un caballo desde que era chico puede entender. Sabba significa "viento del Este"... y se dice que los caballos son hijos del Dios de los Vientos... 

Bueno, en cierto punto de la novela he encontrado un poema que me ha encantado, aquí lo tenéis...

"La virtud inundará el pelo de tus crines y tu grupa.
Serás mi preferido entre todos los animales
porque te he hecho amo y amigo.
Te he conferido el poder de volar sin alas,
ya sea en el ataque o en la retirada.
Sentaré a los hombres en tu grupa y rezarán,
me honrarán y cantarán aleluyas en mi nombre."

Es un poema que relata la creación del caballo según los musulmanes. De hecho, acabo de encontrar la leyenda del que ha sido extrapolado. Aquí está al completo, es preciosa y tan verdadera. 

 Dios recorría el mundo después de la creación cuando al pasar por el desierto escuchó los gritos y el llanto de un beduino. Al preguntarle porque lloraba, el árabe le respondió: "Vi las riquezas que los otros pueblos ganaron y para mí solo me diste arenas". Dios percibió que no había sido justo en la distribución de los bienes de la tierra, y le dijo: "No llores más, te voy a compensar dándote un regalo que no le di a ningún pueblo. Y tomando con la mano derecha al viento del sur que pasaba, dijo: "Plásmate, viento del sur. Voy a hacer de ti una nueva criatura. Serás mi regalo y el símbolo de amor a mi pueblo.

Para que seas único y que nunca te confundan con las bestias, tendrás: La mirada del águila, el coraje del león y la velocidad de la pantera. Del elefante te doy la memoria, del tigre la fuerza, de la gacela la elegancia. Tus cascos tendrán la dureza de la sílice y tu pelo la suavidad del plumaje de la paloma. Saltarás más que el gamo, y tendrás del lobo el faro. Serán tuyos los ojos del leopardo por la noche, y te orientarás como el halcón, que siempre vuelve a su origen.

Serás incansable como el camello, y tendrás del perro el amor a su dueño. Te doy el color alazán de las hormigas y he depositado en el tupé que cuelga entre tus ojos la felicidad- Serás tan veloz en la lucha como en la huida. Transportarán riquezas en tu dorso y traerás fortuna con tu mediación". Entonces colocó en el caballo la señal de gloria y felicidad: un lucero blanco en la frente. "Y finalmente, caballo, como un regalo mío al hacerte caballo, te doy para que seas único: La belleza de la Reina y la majestad del Rey".

Entonces tomó un puñado de viento y sopló creando el caballo y le decia: "La virtud inundará el pelo de tus crines y tu grupa. Serás mi preferido entre todos los animales porque te he hecho amo y amigo. Te he conferido el poder de volar sin alas. Y ahora ve, y vive en el desierto cuarenta días y cuarenta noches... sacrifícate y aprende a resistir la tentación del agua, broncea el color de tu cuerpo y aligera tus músculos de grasa...porque del viento vienes y viento debes ser en la carrera".