Friday, March 26, 2010

Los primeros meses juntos...


Vivía en Marbella y Talisman estaba en una bonita cuadra en Torremolinos. Iba todos los días a montarle, después del trabajo, directamente sin pasar por casa. No me costaba ningún esfuerzo ya que el sueño de una vida se acababa de realizar.

Talisman era (y es) tan fuerte y nervioso que era difícil mantenerle a raya. Era imposible cansarle, por mucha cuerda que le diera antes de subirme a la montura, y por mucho que le dejara correr. Así que hablé con Antonio y le pedí que le montara el un par de veces por semana, antes que yo llegara del trabajo. Pensaba que así se calmaría un poco, pero me equivocaba: estaba cada vez más fuerte y cabreado con el mundo.

Le sacaba al campo y se asustaba de todo. Yo me ponía nerviosa y el lo notaba. Un círculo vicioso. Así que intenté tranquilizarle cantandole. Sí. Yo. Cantandole. Le cantaba las viejas canciones napoletanas, "serenate" que me estrujaban el corazón pensando en mi País. Cuanto más le cantaba, más notaba como sus orejas se giraban para escucharme y sus pasos eran menos nevroticos. Así que el cante "fronda 'e limone" de "Scapriccatiello" me ayudó a quitarle los miedos a las bolsas de basura y los coches. Primer logro.

Talisman se iba poquísimo a poquísimo entregando, iba cogiendo confianza en mi y demostraba no apreciar el ser montado por otras personas. Hombre o mujer que fuera.

Una tarde que le tocaba se montado por Antonio primero, llegué a la cuadra y le preparé para salir. Noté que cojeaba. Pregunté si había pasado algo y me dijo Antonio que había salido muy fuerte, quizás se había doblado una mano, pero que no me preocupara. Al día siguiente no cojeaba... pero al otro día sí.

Siguió cojeando a días alternos y no sabía que hacer. Finalmente unas semanas despúes, me decidí a llamar un pareja de jovenes veterinarios (Fernando Arigón y Montse). Les hicieron un montón de pruebas y el resultado me dejó de hielo: tenía cortes en 3 tendones de la mano, por un total de 3 centímetros. Era casi impósible salvarle. Tenía 6 años y medio, toda la vida por delante y no estaba enfermo. Jamás habría dejado de ayudarle a ponerse bueno de nuevo. Nadie creía en lo que el buen Fernando me iba aconsejando, todos me decían que era un caso perdido, que nunca habría vuelto a caminar, que era mejor lo dejara perder, estaba malgastando mi tiempo...

Mañana y tarde le ponía una arcilla (Tendilax) envolviendole la mano primero en plastico y luego con una venda normal. A la tarde, le quitaba la venda y le ponía ducha fría. Y otra vez el Tendilax. Mientras tanto reposo absoluto. Casi cada mes Fernando le hacía una ecografía y en poco tiempo Talisman cicatrizó. Así pude empezar a hacerle pasear 5 minutos al día durante 1 semana. Fernando volvía y me daba permiso para 10 minutos en la segunda semana; luego 15 minutos, y 20 y 25... En esos meses de paro total, me compré un librito sobre como masajear a los caballos. Al pobre le hacía de todo, nunca ha estado tan limpio y tan manoseado en su vida como en esas semanas.

Fernando vino a la sexta semana para la ecografía y para verle caminar. A los 15 minutos me dijo ponerle la montura. Se la puse y me dijo: "te lo aguanto y te subes?". Le dije, casi indignada, que no hacía falta que le aguantara, que confiaba en mi caballo. Recuerdo perfectamente que puse el pie en el estribo y el giró la cabeza para ver lo que estaba haciendo, entendió que iba a subirme y se quedó quieto. Lentamente me subí y me asenté en la silla. Recogí las riendas rezando a todos los dioses para que no hiciera el loco como de costumbre: sabía que si cometía un error me jugaba su vida. Dió un paso y salió en passage, bajo los ojos incrédulos del veterinario. Lo paré inmediatamente aterrorizada y lo puse al paso. Fernando no podía abrir más la boca por el magnifico passage que Talisman nos había ofrecido a todos. Yo lloraba de la emoción.

Así estuvimos el siguiente mes, al paso y muy tranquilos durante 30 minutos al día. La rehabilitación duró 9 meses. Meses en los que Talisman y yo comprendimos que eramos más que Caballo y Jinete. Erámos amigos.

video

No comments:

Post a Comment